Para atrás, ni para tomar impulso!

130 contratos en dos años.

 

El mercado laboral está fatal, de eso no hay duda. Y peor están las personas que lo sufren tal y como cuentan en el artículo del país de hoy.

 

El problema es que no es nada fácil romper esa espiral que es minijob, prestación, minijob, prestación, y vuelta a empezar!

 

La dinámica de precariedad que envuelve a muchas personas, no es nada fácil de romper. Se trabaja para sobrevivir, no para vivir.

 

Los minijobs tienen esa particularidad que no te sacan de ningún lado. Que solo te mantienen a flote.

 

Hace poco leí un artículo en Jot Down que se titula “Ser pobre es una mierda”.

 

Cierto, sobre todo por la carencia de oportunidades.

 

La carencia de oportunidades es lo que hace más pobre o más rico a una persona en comparación con otra.

 

Los protagonistas del artículo de Jot Down carecen de oportunidades reales. Solo la tele por cable.

 

Y claro,

 

  • dios!!! un pobre con televisión por cable… dios!!!  horror!!!  no se merece la prestación.

 

Aqui pasa con los BMWs y las personas gitanas.

 

 

Este argumento está más extendido de lo que nos gustaría.
Las oportunidades que tendrá un menor en un barrio en situación de riesgo de exclusión serán menores que las que tendrán otro de un barrio de renta media o alta. Es una cuestión de oportunidades. Y de saber aprovecharlas.

 

El artículo de El País es demoledor desde el punto de vista que las tres entrevistas están realizadas a personas con una formación y una experiencia que les avala. Personas que han aprovechado sus oportunidades.

 

Lo que nos da una idea de que no solo es un tema de carencia de formación. Sino también de situación actual de un mercado laboral completamente asalvajado o neoliberal, dicho así, con más pijerio.

 

En el artículo un economista explica que esta situación se debe a que nadie se compromete y al ahorro en costes. Lo de los costes lo explica muy bien con el ejemplo de las enfermeras. Si cada dia te atiende una diferente al final los costes se disparan. Pues cada una aplicará el mismo tratamiento, pero de manera diferente, usando más o menos material, etc. Vamos se consumirá más. No se ahorra.

 

El artículo usa el término de “jornaleros del siglo XXI” y es muy acertado. Cambia el escenario, cambia el campo por un hospital y tienes “jornaleros del siglo XXI”

 

Las entidades que trabajamos en equipos de empleo vemos cómo las personas van consiguiendo contratos poco a poco.

 

Nosotros decimos que es en gran parte por nuestro trabajo (ummmmffggg), que sin nuestros apoyos cursos u orientaciones estas personas no encontrarán trabajo.

 

Bueno, ni tanto, pero sí que es cierto que hay perfiles que no accederán a ningún contrato si antes no pasan por un equipo que le ayude a pulir habilidades para desarrollar ese trabajo.

 

Como escribe un amigo mio, “no son enchufes, son recomendaciones”

 

El problema es como decía arriba que este tipo de contratos no te sacan de una situación de exclusión social. Hablando en plata, no te sacan de pobre.

 

No se nos aleja esa coletilla de “Colectivo en riesgo de exclusión” .

 

Por cierto, creo que todos somos vulnerables a esa situación y que ninguno de nosotros estamos libres de pasar por una mala racha y acabar fuera del sistema por una temporada.

 

Tener perfil de Linkedin, manejar el mail y envíar el cv almacenado en drive o en europassmaker a las ofertas de trabajo no te garantiza estabilidad. Te proporciona mas visibilidad y esta bien pero a  pesar de todas estas destrezas, la situación de riesgo de exclusión continua. Ser un jornalero del siglo XXI no da para sacar un mínimo necesario que proporcione algo de estabilidad.

 

El contexto tal y como aparece en el artículo de El País no da para muchas alegrías.

 

La sensación de espiral que no se rompe, puede sobrepasar a cualquiera.

 

El otro día escuché “para atrás, ni para coger impulso” estoy de acuerdo, pero a veces es difícil de carajo!

Para atras, ni para tomar impulso.

The following two tabs change content below.
Gorka De Luis.

Gorka De Luis.

Creo firmemente en la potencialidad del 2.0 de cara a favorecer el acceso de las personas al mercado laboral. La idea es continuar caminando, y aprovechar todo lo que esta naciendo alrededor de la orientación laboral, el empleo, y el desarrollo personal.

2 Comentarios

  1. Como supondrás no estoy de acuerdo con todo lo que comentas, para no variar 😉 Pero me ha gustado mucho más que el artículo de El País.

    Tu experiencia en la linea del frente tiene más valor y conocimientos que mil artículos sobre el tema del empleo. Solo falta que algún día alguien se dirija a los profesionales que trabajan con las personas para mejorar su situación (laboral) y les hagan un poquito de caso. Ese día será la bomba 😉

    Gracias por compartir tu trabajo Gorka !!

    • Jeje, estar de acuerdo en todo, es un rollo, ya lo sabes!!!
      Comparto tu opinión acerca de que si nos preguntaran y nos hicieran un poquito mas de caso nos iría mejor a todos.
      Gracias por comentar y por pasarte por el Blog. Un saludo!!

Anímate, participa en el blog y deja un comentario!