De Planes estratégicos, Triathlones y Luis Cañas.

De Planes estratégicos, Triathlones y Luis Cañas.

 

Esta semana he comido con un amigo.  Chuleta, patatas y Luis Cañas acompañando. 

 

Llevamos comiendo juntos desde hace casi diez años.

 

En estas comidas hablamos de todo y hoy hemos hablado de planes estratégicos.

 

Mi amigo y yo perdimos hace diez años una apuesta, pero eso es otra historia, 🙂 y esa apuesta ha hecho que ahora se dedique en cuerpo y alma a realizar y apoyar eventos deportivos en Vigo.

 

El domingo hemos estado con el participando de voluntarios en un triathlón en Sanxenxo. Somos la cuadrilla de amigos y ahora vamos con niños. Es lo que hay!

 

Los enanos lo pasan fenomenal dando agua y comidas a los tris y para nosotros es un rato diferente en el que realmente nos divertimos ayudando a los deportistas a realizar los recorridos tanto en mar como en bici y carrera. El valor que tiene es que nos hace participes y lo hacemos encantados.

 

Algo así como el efecto Tom Sawyer en la valla de su tía, pero desde un punto de vista sincero, porque Tom era un poco pícaro. 

 

Y la reflexión que me salía estos días es, hacia dónde va esto?

 

Es decir, hacia dónde va esta actividad, cómo será esto dentro de cinco años? De Diez? de Quince?

 

Y claro, en la comida he sacado el tema. 

 

Hemos hablado de planes estratégicos durante un buen rato, imaginando, soñando, reflexionando, viendo pros y contras de las visiones, definiendo misiones y sobre todo hablando de los valores. Porque lo importante no es solo lo que vas a hacer, sino la manera en la que lo vas a hacer. Esa manera la definen mis valores. 

 

De vuelta a la oficina la reflexión continuaba en mi cabeza y pensaba en la necesidad de hacer planes a medio o largo plazo, independientemente de la situación.

 

No porque se tengan que cumplir al 100% sino porque debemos tener hojas de ruta sencillas que nos sostengan cuando estemos un poco perdidos.

 

Y nos vamos a perder, seguro, por el motivo que sea. Llegará un día que nos preguntemos “qué coño hago aquí?” y entonces tendré que recordar como decidí llegar ahí. Que pasos di, porque escogí esto y no aquello. Etc…

 

La necesidad de hacer planes, es intrínseca. Todos planificamos algo.

 

Lo que sea, desde hacer la compra hasta la vida.

 

Otra cosa es que tengamos esa destreza mas o menos desarrollada y que creamos en su utilidad. O que atravesamos un momento vital en el que no nos queramos parar a pensar en nada por el estilo y nos dejemos llevar. Eso es parte del proceso.

 

En relacion a las entidades empresas u organizaciones es un poco lo mismo. Necesitas una hoja de ruta, plan estratégico que te indique hacia donde hay que ir cuando estás un poquito perdido, o cuando te crees que ya va todo bien.

 

A veces escucho en mi entorno que un plan estratégico no sirve si no esta asegurada la continuidad económica.

 

Discrepo!

 

Los planes hay que hacerlos, visualizar o imaginar a dónde quiero llegar nos permite tener estructura mental como entidad o como individuo, para poder afrontar problemas o situaciones nuevas no previstas.

 

 

😉

 

Un plan estratégico tampoco es tan difícil.

 

  • Un contexto,
  • Una visión, misión y unos valores
  • Un plan de trabajo operativo,  
  • Un cronograma para llevar a cabo ese plan operativo
  • Y una comunicación.

 

Vamos que lo podemos hacer en un par de folios para nosotros mismos, ampliarlo poco a poco, o tenerlo solo en la cabeza, pero hacerlo es un buen ejercicio y muy recomendable.

Dejo el vídeo de la salida del Tri de Sanxenxo, el mar estaba curioso, por decirlo de manera suave!

 

 

The following two tabs change content below.
Gorka De Luis.

Gorka De Luis.

Creo firmemente en la potencialidad del 2.0 de cara a favorecer el acceso de las personas al mercado laboral. La idea es continuar caminando, y aprovechar todo lo que esta naciendo alrededor de la orientación laboral, el empleo, y el desarrollo personal.

Sé el primero en comentar

Anímate, participa en el blog y deja un comentario!