Cuatro barreras que nos dificultan acceder al mercado laboral.

 

En la Fundación Secretariado Gitano hablamos de barreras y condicionantes en el acceso al mercado laboral.

 

Las barreras son más visuales. Nos las imaginamos de manera mucho más clara.

 

Todos tenemos barreras, nadie está libre de ellas.

 

Unos las superan mejor que otros.

 

Simplemente eso.

 

Por múltiples razones.

 

Unos porque tienen más habilidad, otros porque han tenido más oportunidades.

 

No hay más.

 

Las barreras cuando son bajas son fáciles de sortear.

 

Algunas se pueden sortear por debajo y otras se puede rodear.

 

Pero son barreras y hay que distanciarse para ver como las atacamos y sorteamos de la mejor manera posible.

 

No voy a definir lo que es una barrera pues todo el mundo se lo imagina.

 

Voy a comentar cuatro barreras que nos dificultan acceder al mercado laboral. Con las que nos encontramos a la hora de trabajar con personas en situación de riesgo de exclusión. O por pertenencia a minoría étnica o porque son personas con dificultades para acceder a servicios normalizados.

 

  • No tener las necesidades mínimas cubiertas: Las personas que no tienen las necesidades mínimas cubiertas tienen enfrente un reto mayor aparte del de buscar empleo. Qué es asegurarse ese mínimo que nos permite una estabilidad en nuestro dia a dia. Nada facil y mas si no dispones de un lugar que te sirva de referencia aunque no sea tu hogar.

 

  • Sufrir algún tipo de adicción o dependencia: Las adicciones no impiden trabajar, pero entorpecen de sobre manera el criterio por el que se rige la persona. Su criterio está basado en satisfacer esa adicción. Y luego ya vendrá el resto. No hay prioridad en el empleo.

 

  • No tener hogar. Para mi, es la barrera más grande, la más difícil de saltar. Será porque he trabajado en algún programa de realojo y he visto en primera persona los problemas de la persona gitanas sin formación y ex-chabolistas a la hora de entrar en un piso. Cómo son recibidas por la comunidad de vecinos, como mínimo con desconfianza.  La sensación de terminar mi jornada y llegar a un lugar en el que no puedo quedarme más tiempo del que está estipulado por una norma. Y por la mañana debo salir de ahí. Pues como que lo de buscar trabajo se me hace un poco cuesta arriba.

 

  • El sexo, la etnia y la edad son barreras que también están ahí. Puedo no tener ningunas de las arriba descritas pero, si soy mujer negra y lesbiana, pues que no lo voy a tener tan fácil como si soy un perfecto wasp o algo que se le parezca.

 

A medida que pasan los años veo como en todo esto hay siempre dos tipos de personas.

 

Las que quieren y las que no quieren.

 

Ambas tiene barreras, pero unas quieren saltarlas y la mayoría de las veces somos testigos en nuestros equipos de que o las saltan, o se buscan la vida para rodearlas. Las sortean, vamos.

 

Y el otro tipo que por el motivo que sea (no juzguemos!! que ser pobre es una mierda!!) han decidido no saltarlas.

 

Los técnicos muchas veces caemos en el error de pelearnos con las del segundo grupo.

 

Les exigimos, en vez de estar a su lado esperando a que ellos den el primer paso. Nos situamos delante de ellos y tiramos de ellos y al final, generalmente, eso solo causa una doble frustración. La de ellos por no llegar y la nuestra porque no llegan.

 

Y peleamos menos con el que ha decidido saltar o rodear la barrera. Discurriendo como saltar ese pequeño obstáculo, que es como pago un billete de bus durante un mes para que pueda asistir a un curso de formación. Para el una barrera, para mi una tarea en el chollo.

 

Entiendo y creo que hay que estar con los dos grupos, pero de una manera diferente con cada uno de ellos.

 

Con el que ha decidido no saltar pues nos sentamos con ellos y estamos y esperamos

 

Con el que quiere saltar o rodear o pasar por debajo esa barrera pues a por todas.

 

A pelear lo que podamos por ellos, a robar a la administración como nos decía Toni Puig en las jornadas de Mas Social. 

 

A discurrir soluciones a sus problemas que para eso nos pagan.

 

Soluciones lo más técnicas posibles que nos permitan no incurrir en malas prácticas que cualquier auditor nos eche por tierra porque faltan los tickets de esos buses y la factura no refleja de manera clara ni la fecha ni el trayecto.

 

Resumiendo,  a pelearlo!!

 

Cuatro barreras que nos dificultan acceder al mercado laboral.

The following two tabs change content below.
Gorka De Luis.

Gorka De Luis.

Creo firmemente en la potencialidad del 2.0 de cara a favorecer el acceso de las personas al mercado laboral. La idea es continuar caminando, y aprovechar todo lo que esta naciendo alrededor de la orientación laboral, el empleo, y el desarrollo personal.
Gorka De Luis.

Latest posts by Gorka De Luis. (see all)

Sé el primero en comentar

Anímate, participa en el blog y deja un comentario!