Cinco pasos para un itinerario.

Estoy leyendo Urbrands, de Risto Mejide.

No me disgusta. No lo he terminado, y lo que he leído hasta ahora me parece interesante. Es un ensayo que ha ganado el Premio Espasa 2014 en el que se reflexiona acerca de la marca personal. 

Dice que cada uno es una ciudad, y que las mujeres que han pasado por su vida son sus distritos federales. Lo que las han conformado, lo que le ha hecho formar sus barrios y sus calles.

Esta lleno de guiños a la publicidad, desde una numeración al revés de las páginas hasta el tema de las DF y el uso de los tweets en el propio libro. Las preguntas finales de cada apartado, en relación a como Urbrandizarte, cumplen la misma función que se hacen en los blogs al final de cada entrada.

En el apartado de política en la segunda parte, hace un interesante resumen de cinco características que debe tener todo buen político.

Lo llama la regla de las cinco Cs, y leyéndolo me ha venido a la cabeza las indicaciones más sencillas que les damos a las personas que orientamos. Creo que son términos adecuados para orientar un proceso.

 

Conocerse:

Como orientador, a la persona que tengo delante uno de los ejercicios que le digo que tiene que hacer es imaginarse en en situaciones complicadas e imaginarse cómo respondería a la misma. Ayudamos a identificar las debilidades y las potencialidades de las personas. Intentamos que sean ellos mismos los que sepan en que se ven mejores y en qué creen que tienen una deficiencia que deben suplir con otra característica.

Risto, en el libro habla de ser honesto y que si alguien importa el contenido se nota enseguida. Cierto, eso es verdad.

Ser honesto es lo que al final marcará una diferencia con respecto a otro candidato en una entrevista. Como bien dice no es ganarse el cielo.

 

Comprometerse:

Cuando una persona a la que orientamos, comienza un proceso de trabajo con nosotros. Le solicitamos un compromiso no solo con nosotros, sino con el mismo. No es fácil esta parte, pues muchas veces viene con el compromiso del premio de la Risga. Y ese compromiso no es compatible con el de encontrar trabajo.

Tampoco vamos aquí a ser más papistas que el papa. Cuando uno de nuestros participantes con Risga es aceptado en una entrevista de trabajo, en lo primero que piensa es en como va a compaginar ambos ingresos. Por lo general no son ingresos compatibles y por la experiencia que tengo en este campo, el trabajo tampoco será como lo pintan. La persona se suele encontrar con ofertas de trabajo que suponen 8 horas en el mejor de los casos, solo 4 dada de alta y tres meses de duración.

Esto quiere decir que en cuanto acaba ha estado trabajando tres meses, con suerte ha cobrado lo establecido y le han suspendido la prestación. Hasta que se renuevan pasarán un par de meses también con suerte. Vamos, que yo en su caso, me plantearía muy mucho el aceptar la oferta de trabajo (y creo que muchos con los que trabajo también). El compromiso con los procesos y con uno mismo en estos casos no es nada sencillo. Suele estar ese compromiso relacionado con el llevar de comer a casa o con una estabilidad mayor que tres meses en el pago del alquiler.

 

Comportarse:

Según nos dice Risto, nos hemos comprometido con la búsqueda de trabajo debemos actuar en coherencia. Es decir ponerlo de manera central en nuestra agenda.

Esto es lo fácil, decirlo o escribirlo. Hacerlo no es tan sencillo.

Cuando tiene delante a una persona que acaba de llegar a un proceso de orientación, centrarla y hacer que se comporte es una de las tareas más difíciles a la que un orientador se enfrenta.

Nos sale por defecto el “tu debes”, el “tu tienes”  y la verdad es que debería salirnos por defecto el “vamos a hacerlo juntos”, yo me comprometo a estar contigo y tu a dar los pasos hacia el objetivo.

Comportarse es es actuar con coherencia de acuerdo a unos valores que decimos que tenemos. Es ser consecuente con aquello con lo que nos hemos comprometido.

Las personas generalmente no tenemos problemas de compromiso, tenemos problemas de contexto. En mi trabajo suelo usar la frase “A Esta persona, le puede el contexto, ella quiere, pero el contexto le supera y no es capaz de priorizar, de andar, de avanzar, de dar esos pequeños pasos”

 

Comunicarse:

Entregar Cv en las empresas, enviarlos por mail, enviar mails en los que te presentas, o simplemente tener un buen perfil en Linkedin, en el que explicas lo que haces y como lo haces es la manera en la que nos comunicamos para decir que estamos en un proceso activo de Búsqueda de Empleo.

Cada una de esas actividades que he mencionado arriba son importantes y cada una debe ser llevada con extremo cuidado. Con la ayuda de un profesional y sobre todo con cariño.

Si mi estrategia para comunicarme está apoyada por un profesional, tendrá mas éxito cuando me comunique con las personas que van a seleccionarse para desempeñar trabajos.

Cuando trabajamos con personas que no tiene un perfil alto de formación y presentan debilidades en su manera de comunicarse, en su acceso a medios como pc, o internet, debemos aprovechar la implantación de smartphones que el mercado ha realizado. Todos los participantes de programas de empleo tienen un smartphone. Solo tenemos que enseñarles a sacar el rendimiento adecuado y enfocarlo a la búsqueda de empleo.

Hay muchas aplicaciones que nos ayudan a comunicarnos con empleadores. Como técnicos es nuestro deber saber usarlas y ponerlas en práctica y que nuestros orientando sepan usarlas.

 

Compartirlo:

Compartir es uno de los criterios básico de esto del 2.0.  En orientación laboral, compartir el proceso con otro profesional que también está acompañando a la misma persona en la búsqueda de empleo es tan importante como las decisiones que la persona tome.
Eso es lo que más se asemeja al trabajo en red. Es decir que cada profesional comparta la información que le  proporciona al orientando y que ambos pongan en común los acuerdos a los que han llegado con el. Pactar un itinerario conjunto y hacérselo saber al orientando.

Lamentablemente esto se da menos habitualmente de lo que debería ser. Lo más habitual suele ser que cada orientador tire por su lado y eso muchas veces hace que las persona se vean desorientadas, más que orientadas.

 

 

 

The following two tabs change content below.
Gorka De Luis.

Gorka De Luis.

Creo firmemente en la potencialidad del 2.0 de cara a favorecer el acceso de las personas al mercado laboral. La idea es continuar caminando, y aprovechar todo lo que esta naciendo alrededor de la orientación laboral, el empleo, y el desarrollo personal.

Sé el primero en comentar

Anímate, participa en el blog y deja un comentario!